Qué frutas y verduras son buenas para tu perrito

Foto Lukas
Por Edith Gómez
@edigomben

Estarás harto de escuchar que no es saludable para tu mascota darle de comer lo que tú comes y que con sus piensos tienen suficiente. Pues hoy te sorprenderá saber que hay algunos alimentos, dentro del grupo de las frutas y las verduras, que sí son beneficiosos para la salud de tu mascota. A continuación, averiguaremos cuáles.

Frutas

Manzana: la manzana es ideal para combatir la diarrea y tiene una gran fuente de vitamina C, lo que fortalece sus huesos y tiene propiedades antiinflamatorias. Es recomendable quitarle la piel para que tu mascota no se estriña y no se atragante.

Pera: esta fruta es una fuente de fibra y potasio, además está compuesta de 80 % de agua y no tiene apenas azúcar (aunque muchos digan lo contrario).

Arándanos: tienen vitamina C y fibra, lo que favorece a su sistema digestivo e inmunológico. Además, es un gran antioxidante, evitando así enfermedades cardiovasculares. No olvides quitar las semillas para evitar que se ahogue.

Fresa: otra fruta antioxidante que es muy beneficiosa para la piel de tu mascota. Gracias a su alto contenido de antioxidantes, evita la oxidación de las células.

Plátano: en ocasiones puede producir diarrea, pero su contenido en potasio y fibra es beneficioso para su mente y estómago.

Sandía: es la fruta perfecta para evitar deshidratación en verano gracias a la gran cantidad de agua que contiene, pero tu mascota deberá tomarla de forma moderada porque contiene mucha azúcar.

Verduras

Lechuga: tiene propiedades analgésicas y depurativas, así como hierro y destaca por ser un gran antioxidante. Recuerda lavarla muy bien para eliminar bacterias.

Apio: es muy diurético y antiinflamatorio, ayudando a disminuir el dolor de la artritis en los perros. Si ves que no se lo come, intenta hacerle un zumo solo o con otra fruta o verdura.

Zanahoria: la zanahoria elimina la placa bacteriana, fortaleciendo sus dientes y es muy digestiva.

Calabaza: si tu mascota está estreñida, la calabaza es ideal para estas circunstancias por ser rica en fibra. No tienes que cocinarla, puede dársela cruda que así conserva mejor sus propiedades.

Espinacas: son ricas en vitamina A, C, E, B y F y para mantener sus propiedades es aconsejable dársela cruda, lavarla antes, y cortarla en pequeños trozos.

Estas frutas y verduras no deben exceder de un 15 % o un 20 % de su dieta. Ten presente que son sólo un buen complemento.